viernes, 13 de julio de 2018

CIRCULO DE SILENCIO DE JULIO


El pasado miércoles 11 de julio nos reunimos una vez más en el circulo de silencio para manifestar nuestra profunda consternación por el desalojo violento de los campamentos de migrantes en las ciudades marroquíes Fes y Casablanca.

El fin de semana del 7/8 de julio, las autoridades marroquíes han desmantelado el campamento de Fez “la gare” donde desde hace años conviven pacíficamente hasta dos mil migrantes subsaharianos. El desalojo se ha producido de forma sumamente violenta, quemando el campamento junto con una gran parte de las pertenencias de los residentes, sin previo aviso del desalojo. Muchos de los residentes del campamento han sido deportados a ciudades del sur de Marruecos, entre ellos niñas y niños.
El mismo domingo estalló, por causa desconocida, un incendio en el campamento de Casablanca que llevó a su destrucción y desalojo.
Tal y como manifiesta uno de los residentes de este campamento, el incendio es, una vez más, una prueba viva de la desprotección completa de la población migrante en Marruecos. En muchos casos se les deniega alquilar casas en las ciudades y son expulsados de sus calles, quedándoles como único espacio sus campamentos auto gestionados. La destrucción de estos espacios forman parte de unas políticas de control migratorio que por un lado niegan el derecho a transitar y por otro el derecho a permanecer, dejando a la población migrante en un limbo de no-derechos.

Estás violaciones de los derechos humanos y la integridad de las y los migrantes en Marruecos se están ejerciendo bajo la buena vista de los estados europeos. Es más, con la cumbre europea celebrada los pasados 28 y 29 de junio en Bruselas, se reafirmó de nuevo la estrategia de pagar a los estados vecinos de la Unión Europea para impedir la migración irregular hacia Europa, sea cuales sean los medios aplicados. 90,5 millones de euros se han destinado a los países del Magreb para impedir la salida de personas refugiadas y migrantes hacia Europa. Partes de ese fondo llegando a manos de los guardacostas libios.

Mientras tanto, en el Mediterráneo, más que 1400 personas murieron ahogadas durante los seis meses que van de año. Ante una pérdida humana de tal magnitud resulta inhumana y repugnante la actitud del gobierno italiano, respaldado por el gobierno maltés y ministros de otros países europeos. Negar el atraque de buques de rescate en puertos italianos solo ha sido el primer paso. Actualmente, mientras los náufragos mortales ante sus ojos no cesan, están impidiendo la salida de buques de rescate y un avión de búsqueda de ONGs, acusándoles de tráfico de presonas. Como es el caso del capitán alemán del buque Lifeline que tendrá que defenderse ante los tribunales.
No queremos vivir en una Europa, donde quien salve vidas tenga que justificarse y la solidaridad se convierta en un crimen.

Frente a esa normalización inquietante de la denegación de auxilio, la acogida del buque Aquarius con 629 náufragos a bordo ha sido un gesto importante y necesario. Expresamos nuestro sincero apoyo a ciudades solidarias como las de Barcelona y Valencia, cuyas administraciones han hecho posible la llegada del buque.
Sin embargo, también somos testigos de cómo otros, que no llegan desde las aguas lejanas de Libia sino desde el país vecino Marruecos, son acogidos en gimnasios o dejados en la calle. Hasta demandantes de asilo se ven abandonados. “No somos del Aquarius pero seguimos a la deriva” y también merecemos una “acogida digna”, reclama un grupo de jóvenes en su manifestación el 10 de julio en Madrid. Pedimos al estado español que preste una acogida digna a todas las personas que huyendo de sus países de origen o tránsito llegan a las costas españolas, pasando por la pesadilla de cruzar el mar en patera.



CON NUESTRO SILENCIO DEMANDAMOS:
SOLIDARIDAD CON TODAS LAS PERSONAS RESIDENTES DE LOS CAMPAMENTOS DE FEZ Y CASABLANCA!
LA APERTURA INMEDIATA DE TODOS LOS PUERTOS EUROPEOS A NÁUFRAGOS EN EL MEDITERRÁNEO!
UNA ACOGIDA DIGNA PARA TODAS Y TODOS
NO MÁS MUERTES EN EL MEDITERRÁNEO

miércoles, 4 de julio de 2018

Concierto OnePac&Fellows!

El mes pasado, aprovechando el Día Mundial de las personas Refugiadas, el grupo Onepac & Fellows vinieron a Ceuta y compartieron con la familia Elín momentos que nunca vamos a olvidar.

Los días previos al concierto, hicimos un taller de música en el que aprendimos a tocar la batería, hacer ritmos grupales y creamos un muy buen tema gracias a los grandes músicos del grupo.

Y el concierto fue maravilloso! Bailamos, cantamos,... nos hicieron sonreír, rompimos todas las fronteras!




domingo, 17 de junio de 2018

¡Final del Ramadán!

El pasado sábado celebramos en Elín el final del mes de Ramadán.

Vimos una película y compartimos una comida juntxs.




En familia, dimos la bienvenida al verano y dijimos Adiós a un mes tan importante para nuestros hermanos y hermanas musulmanes.

jueves, 14 de junio de 2018

CÍRCULO DE SILENCIO DE JUNIO.


Ayer, de nuevo, nos volvemos a manifestar en este círculo de silencio para denunciar la vulneración de los Derechos Humanos y las injusticias que cada vez más personas sufren por ser inmigrantes y refugiadas.


En la Isla de Lesbos, Grecia, más de diez mil refugiados e inmigrantes se encuentran atrapados en un centro  donde solo tienen cabida tres mil; mientras esperan se resuelva su petición de asilo o su deportación a Turquía, según el acuerdo de la Comunidad Europea.

El cierre de los puertos italianos a un buque de rescate con 629 personas refleja la ineficacia de los Estados miembros para abordar la llegada de migrantes. La nave Aquarius lleva, en estos momentos, al numeroso grupo de personas rescatadas por Médicos Sin Fronteras a Valencia. Ante el riesgo de viajar durante días, el Centro de Coordinación de Salvamento de Roma ha propuesto dividir a estas personas en otros dos buques para poder llegar a valencia con suministros suficientes, según informa Sos Mediterranée.

Navegan en el mismo mar en el que, al menos, 46 personas han muerto ahogadas y 16 permanecen desaparecidas tras el naufragio de la embarcación en la que trataban de alcanzar la costa de Yemen desde Somalia la pasada semana, según ha informado la Organización Internacional para las Migraciones. Las muertes registradas hasta el pasado 27 de mayo en la Ruta del Mediterráneo Occidental supera las cifras de los cuatro años anteriores, y van en aumento…

En Andalucía han sido testigos de la llegada de cerca de 3.400 inmigrantes sólo en mayo. Las ONGs vemos cómo el Gobierno español lleva días improvisando la acogida a estas personas y abandonando, a su propia suerte, a centenares de ellas, recién llegadas a diversas localidades de esta comunidad. Estamos viendo la notable precariedad de los dispositivos de atención humanitaria, que no es merecedora de tal nombre. Ejemplo de ello, el pasado jueves, un grupo de unos 15 subsaharianos, deambulaba de madrugada por las calles cercanas al muelle de Cádiz en busca de un locutorio, otro grupo de 21 personas tuvieron que recorrer los 14  kilómetros a pie hasta la comisaría de San Fernando.

En Ceuta, la madrugada del pasado miércoles cerca de 400 personas intentaron entrar en nuestra ciudad. Hacía meses que no podían acercarse tanto  al monstruo de alambre y concertinas. Unos 200 lograron llegar y acercarse a la valla. Pero solo lo consiguieron siete personas. De las cuales, tres tuvieron que ser trasladadas al hospital por la gravedad de sus heridas. Cortes y desgarrones causados por las políticas migratorias que tenemos las cuales priorizan el control de las fronteras creando muros cada vez más sangrantes.
También, recordamos a los muchos que no lo consiguieron y han sido trasladados al hospital de Tetuán y que, según sabemos por la ONG Manos solidarias, son jóvenes con manos con cortes, brazos y piernas fracturadas, daños físicos tras otra devolución en caliente.

Ayer, desde este círculo de silencio, exigimos compromiso político para evitar más muertes y heridos en lo que se ha convertido la gran fosa europea EL MAR MEDITERRANEO Y LAS FRONTERS DE CEUTA Y MELILLA.

Además de, vías legales y seguras que no vulneren de manera sistemática los derechos que todos y todas tenemos como personas.

martes, 12 de junio de 2018

ELIN EN LESBOS, GRECIA.

Una delegación internacional de activistas de Grecia, Italia, España y Croacia hemos visitado la Isla de Lesbos durante los días 23-29 de mayo dónde observamos la situación de los miles refugiad@s y migrantes atrapad@s en la isla en consecuencia del tratado de la UE con Turquía (#Tradado de VergUEnza). 


Un alrededor de 9000 personas se encuentran atrapad@s en la isla actualmente, la mayoría de ell@s en el Hotspot de “Moria”. En un kilómetro cuadrado se encuentran hacinado un aproximado de 7000 personas con carencias vitales como agua y comida, en condiciones higiénicas muy precarias y sin acceso a atención sanitaria aceptable.



Los residentes de Moria viven en tiendas de campañas fabricadas con carpas y están obligados a hacer colas durante horas para acceder a agua o comida que a veces no da abasto para tod@s. 

Están a la espera continua de una resolución administrativa para escapar de esta situación. El escaso espacio disponible y las duras condiciones de vida causan estrés, tensión y problemas de convivencia. 

El invierno en Moria ha llegado a matar personas de frío, y la experiencia de permanecer en el HotSpot durante años causó problemas psiquiátricas graves en algunos residentes, subiendo la tasa de suicidios notablemente.


Dentro del campamento de Moria, él mismo vallado con concertinas, está un centro de detención. En esta “cárcel dentro de la cárcel”, como lo expresa un residente del campo, se priva de libertad durante 25 días a solicitantes de asilo y familias para deportarles a Turquía.



Especial preocupación ha causado la situación de los miles de niñ@s que se encuentran en Moria en las situaciones descritas y en los campamentos de toda la isla. Es evidente que casi la mitad de la población de refugiados en la isla son niños y menores. Estos niños permanecen sin escolarizar y contando solo con una educación informal, que no abasta a todos aun llevando ya años en la isla..


La situación afecta a la población local y a la economía de la isla. Un 80% reducción del turismo en la zona más cercanas. La población de Lesbos asiste como una situación de emergencia se ha establecido como permanente, sin respuestas por parte de los poderes públicos. Tanto la isla como los recursos en el territorio griego están llenos. 


Todo esto es una vulneración masiva y flagrante de los derechos humanos en territorio de la Unión Europea. Las políticas ejecutivas que permiten esta situación atentan contra los principios de la carta europea de los DDHH e incumplen la directiva 2013/33/UE del parlamento de Europeo y el Consejo del 26/6/2013 por la que se aprueban normas para la acogida de los solicitantes de la protección internacional.


¿Turquía país seguro? 
Una dictadura, solo se examina accesibilidad, se anula el derecho al asilo en territorio Europeo, reemplazándolo con el término “vulnerable” que no conlleva ninguna garantía legal.


Las organizaciones firmantes exigimos:

- Cierre inmediato de Moria y campamentos de refugiados en el territorio de la UE.

- Reubicación de las personas refugiadas y migrantes que se encuentran en Lesbos en territorio de la UE en condiciones de dignidad y legalidad.

- Cese inmediato del acuerdo de la vergUEnza entre la UE y Turquia.

¡Bienvenidxs, Malick & Laura!

Ayer dimos la bienvenida a dos nuevas personas voluntarias en ELIN.


La familia crece cada día y,desde Ceuta, siempre necesitamos más personas dispuestas a compartir y acoger.

GRACIAS por todas las palabras bonitas que dijisteis ayer, por expresar cómo os sentís entre estos muros que desprenden cantidad de energía positiva, por querer seguir construyendo un mundo en el que no existan fronteras ni muros, por apostar por la acogida con brazos y corazón abierto.

Seguimos caminando, ¡JUNTXS!

lunes, 11 de junio de 2018

CONCIERTO DE PEDRO PASTOR.

¡El pasado viernes pasamos una tarde muy especial!

Fuimos al Campus Universitario de Ceuta para asistir al concierto de Pedro Pastor.

Antes del concierto, ya que los viernes tenemos nuestro taller de música, disfrutamos de las canciones que ya conocemos en el patio universitario...


Después de haber "calentado", entramos al Salón de Actos y disfrutamos de un CONCIERTAZO que nos hizo cantar, bailar...y hasta subirnos al escenario!





Cantamos por un mundo en el que no existan fronteras, cantamos por aquellas personas que han expropiado sus tierras, cantamos por la alegría que nos hace vivir la INMIGRACIÓN.

Bailamos porque es un lenguaje que todos conocemos muy bien, bailamos porque nuestro corazón estaba contento, bailamos porque creemos que otro mundo es posible.